lunes, 18 de agosto de 2008

Adjetivo sin plural


No es un error, sino una dificultad que presenta el castellano en la formación del plural. Cuando la palabra termina en -y griega, la norma consiste en añadir -es para formar el plural: buey-es, rey-es, maguey-es, cuy-es, etc. El problema es que en castellano son escasos los sustantivos que presentan ese final y más aún no hay ningún adjetivo que lo presente. El habla coloquial española creo guay, que vale para cualquier cosa: un libro guay, una fiesta guay, una persona guay... para decir, más o menos, que a uno le parece excelente. En plural se añade -s directamente, contradiciendo la norma general: libros guays, personas guays, etc. Lo mismo con el adjetivo que se ha prestado del inglés para referirse a las personas homosexuales: gay-s (pronunciado "gueys"), igual que se añade a otros anglicismos similares: jersey-s, etc. Sin embargo, el titular del conocido periódico Clarín de Buenos Aires opta por fijar la forma del adjetivo sin darle la concordancia respectiva. Suele citarse el caso extraordinario del adjetivo isósceles, que no varía en su forma si se aplica a un sustantivo singular o plural: un triángulo isósceles / varios triángulos isósceles. Suele citarse porque es un caso único, dado que el adjetivo se ve impelido absolutamente a marcar la concordancia del número (no así del género, porque hay muchos comunes). Sea por influencia del inglés (lengua en la que no existe concordancia en el adjetivo y en la que es más fácil que un sustantivo se aplique como adyacente de otro), o por respetuosa precaución ante la norma, el titular de Clarín incorpora al selecto número de adjetivos sin variación de plural al neologismo de marras. De paso que sólo por la influencia del inglés se puede explicar la manía que les ha entrado a los arqueólogos de hacer lo mismo con gentilicios referentes a etnónimos prehispánicos de Sudamérica: ruinas inca, ceramios moche, áreas mapuche... Ya decía Rubén Darío que todos acabaríamos hablando inglés... hasta para hablar lo mismo de estas ricas culturas originarias.

No hay comentarios: