lunes, 11 de agosto de 2008

Concordancia imposible


La concordancia en castellano es muy restrictiva puesto que obliga a presentar la forma del género y el número del sustantivo en todos los adjetivos, determinantes y artículos que lo acompañan.

En este titular el periodista se encontró con una situación casi insalvable, porque el adjetivo anglicanos no debe en realidad concordar con obispos, sino con mujeres. Debio decir anglicanas, pero lo que quería decir es que se había ordenado a personas del sexo femenino, es decir, mujeres para el cargo eclesiástico de obispos, que es un sustantivo masculino que aparece apuesto aquí al núcleo del objeto directo, dentro de la iglesia anglicana. En el cuerpo de la noticia el laberinto se resuelve de mejor manera: "la aprobación por la Iglesia anglicana de la ordenación de mujeres obispos".

El lenguaje nos permite decir con total libertad lo que nos plazca, incluso cosas que no son verdad o cosas así de sorprendentes, pero evidentemente no está preparado para resolver discordancias tan severas como ésta tan fácilmente.

No hay comentarios: