domingo, 8 de febrero de 2009

Dudas no razonables

Profesiones tradicionalmente masculinas no tenían forma femenina en el sustantivo, a no ser que se empleara popularmente para referirse a la esposa del aludido, y así se decía la regenta, la notaria... En la actualidad las mujeres ejercen prácticamente todas las profesiones y ello ha motivado la moción de femenino en palabras como juez, presidente, ministro... que se han hecho perfectamente variables: jueza, presidenta, ministra. En otros casos no se ha cumplido la moción por razones poco claras (¿eufonía?), y así no decimos fiscala, estudianta o médica. En realidad no es necesario porque funcionan como sustantivos comunes respecto al género: los fiscales y las fiscales, etc. Pero siempre quedan dudas, como muestra este breve recorte en el que se habla de "una médica que a la vez es jefa médico". Sin duda el periodista consiguió rizar el rizo con esta maravillosa ejemplificación del vacilante espacio en el que se mueven los nombres de profesiones en este cambiante mundo en que vivimos.

No hay comentarios: