jueves, 15 de octubre de 2009

Por partida doble

En otra ocasión ya hablamos de los problemas que origina la negación y en este caso si no es por el contexto diplomático en el que se plantea la cuestión uno creería que el canciller peruano puso en claro que Perú "no responderá" de la misma manera para "no resentir" más las tensas relaciones bilaterales, aunque en realidad diga lo contrario, que lo hace para resentirlas. El castellano marca de manera muy intensa la negación, cosa que a veces en la cortesía se procura evitar y eso causa lagunas y malentendidos.
En el otro caso se habla de un informe y es tal la cantidad de especificaciones que se le dedican que la estructura gramatical se resiente. Además se presenta el sustantivo sin artículo, en ese código telegráfico tan antipático que apasiona a algunos redactores periodísticos. Y lo da todo como si fuera una advertencia de la Fiscal, cosa que solo puede decirse de que el proyecto de marras afectaría presuntamente a su autonomía. La defensa del Ministro fue inadvertida.

No hay comentarios: