lunes, 24 de mayo de 2010

Reiniciar lo ya iniciado

Hay quienes piensan que nuestra cultura se está volviendo analfabeta y no es del todo cierto, porque todos sabemos leer y escribir. Lo que es cierto es que estamos perdiendo la cultura escrita y estamos regresando a formas propias de la cultura oral. Nuestra comprensión de las cosas vuelve a ser básicamente narrativa y creamos símbolos y formas sintéticas de expresar la existencia frente a la actitud típicamente analítica y objetiva que imprime en la mentalidad social la cultura escrita. No leemos y ello origina ganancias y pérdidas. Gana la cultura audiovisual pero se pierden matices que sólo el análisis del que mira por escrito advierte.
Toda esta introducción para dar cuenta de un error que ha sido advertido por muchos, y es que cada vez más se confunden los verbos reanudar y reiniciar con la consiguiente imposición del segundo y la pérdida del primero.
Aquí se trata de reanudar y no de reiniciar una revisión que ya había comenzado aunque con mil tropiezos y dificultades en el poder judicial y en una comisión del Congreso, porque "de lo visto hasta ahora" se deduce que la actividad de la empresa de espionaje (¿en defensa contra la corrupción o como extorsión de la competencia?) databa de 1998.
Podemos decir que "da lo mismo", pero el que dice eso no es consciente de lo que se ha perdido como quien no sintiera la diferencia entre un buen pisco peruano y cualquier aguardiente extranjero por no haberlos probado.

No hay comentarios: