lunes, 24 de octubre de 2011

Discordancia de ripley


Un poema memorable de Luis Cernuda puntualizaba que "estar cansado tiene plumas", pero como no puede hacerse ropa de cama con las plumas del cansancio tampoco creo que existan plumas infantiles al interior de las colchas y edredones. De paso que este último galicismo está poco a poco imponiéndose al paso de las grandes superficies comerciales igual que por encima de los nombres regionales de la colcha, el cobertor, la cobija o la frazada están difundiendo el españolismo "manta", o rescatan a su modo el arcaico arabismo "diván", con diseño y ruedas último modelo. La lengua siempre fue compañera del imperio.

No hay comentarios: